Aviso a los lectores de Akergori
En 23 Junio, 2016 | 0 Comentarios

Por ahora sólo tenemos publicado el Lanzarote (con sus tres capítulos por separado) y los Breves Apuntes de las pinturas prehistóricas, pero la investigación que nos proponemos publicar aquí es un trabajo de muchos apartados extensos. Se ha realizado durante más de 15 años, y no es fácil acceder a ella porque tiene una dificultad SECUENCIAL. Es decir, no es fácil leer una parte al azar y entenderla. Porque podemos leer lo que pone, pero no podemos saber si es verdad o no, ya que nos falta el contexto de la investigación en sí, que es secuencial y se ha hecho en todos los apartados anteriores. Por ejemplo, en el Libro I se explican los Tipos de Signo, y ahí se quedan aparcados hasta que de repente en el Libro III son tremendamente importantes para descifrar las pinturas prehistóricas. En el Libro II comienza a estudiarse los Marcos de Ontología, etc. En general, todo lo que se va diciendo va cambiando matices, generando perspectivas nuevas, y se va usando después. De este modo también, leer las pinturas prehistóricas cambia necesariamente toda la perspectiva sobre la Prehistoria, y así es también con las demás cosas. Asi que cualquiera de nosotros que picotee alguna parte del Libro IV (como con la revista Atlántida) puede leer muchas ideas desconocidas y presuponer que nos las inventamos. En fin, para que nadie se pierda en esa enorme labor, y es muy fácil perderse en ella, vamos a intentar facilitar las cosas en este rincón de noticias.

Lo primero de todo, es saber que el núcleo fuerte de toda la investigación es el Ensayo Evolutivo de la Cultura, una obra en cinco libros de los cuales los dos últimos, aunque terminados en sus contenidos, aún faltan de ser redactados.

LIBRO I: EL SENTIDO ARTÍSTICO (contiene de los apartados 1 al 9, más las conclusiones).

LIBRO II: EL SENTIDO ESTÉTICO (sus apartados van del número 10 al 18, más las conclusiones).

LIBRO III: EL SENTIDO CULTURAL (en este caso del apartado 19 al 27, y las conclusiones).

En la revista Atlántida se está publicando la redacción inicial del LIBRO IV (Apartado 28º del Ensayo), pero como esa redacción tiene en cuenta lo escrito en los tres libros precedentes, los lectores se pueden sentir enojados ante referencias que no conocen, y peor aún, que no tienen al alcance. Deseamos arreglarlo lo antes posible, publicando en orden los numerosos apartados que cada libro contiene. Lo haremos aquí poco a poco en la página web de la Editorial Akergori.

Empezaremos con el Apartado 1º del Ensayo, luego el 2º, el 3º, etc, hasta llegar al 27º que enlaza ya con lo que pone en la revista Atlántida. Sabemos que esto es lento, enojoso, y caro para quien nos lo pida en papel. Muchas personas no tienen paciencia para aguantarlo, pero si de verdad deseamos comprender la Evolución, las pruebas, y todo lo demás, no queda más remedio. Porque no es NADA FÁCIL aprender lo que queremos enseñar aquí, casi todo el mundo se piensa que de Historia ellos ya saben, que ya la comprenden, pero no es verdad. La mayoría de nosotros extrapolamos nuestras impresiones al pasado, y nos creemos cualquier cosa, porque nadie nos desmiente en Historia; no es como el paciente del médico que se muere si lo haces mal, o el avión que no vuela, o la cuenta matemática que no sale. Al no ser desmentidos por una evidencia de nuestro error, seguimos creyendo que tenemos razón, y que de Historia sabemos mucho. ¿Pero debería seguir esta situación? Desde luego que no, la tergiversación de la Historia y la mala comprensión de su funcionamiento generan abusos, guerras, y toda clase de conflictos. Por eso la CIENCIA histórica requiere de una metodología muchísimo más rigurosa que la actual. Y exactamente a ello nos dedicamos aquí, por desgracia no hay un camino rápido ni fácil para aprenderlo, si quieres que las cosas encajen y hacerlo bien… tienes que aprender, y son contextos complejos.

Los demás libros, como los Breves Apuntes sobre el Significado de las Pinturas Prehistóricas, o el Lanzarote, son simplemente obras de divulgación acerca de algunos acontecimientos que a la gente normal de la calle le gustaría saber. Cómo por ejemplo qué significan las pinturas, o qué pasaba en los tiempos altomedievales de Europa. Sin embargo, esos libros no abordan ni de lejos el problema crucial de comprender la Evolución, y tampoco la metodología de investigación. Eso sí, son fáciles y atractivos. Aunque deseamos matizar una cosa, todo lo que se explica bien resulta fácil de aprender, incluso las matemáticas o lo más complejo que quieras imaginar. Pero al menos, cuando empezamos a no comprender algo en matemáticas, somos conscientes de que no lo estamos comprendiendo y nos echamos la culpa a nosotros mismos. Por el contrario, cuando leemos algo de Historia y no lo comprendemos, lo que solemos hacer es pensar que no tiene fundamento, porque como digo, a menudo creemos que “ya sabemos de Historia”.

Es cierto que hay mucha gente escribiendo insensateces de Historia, y que no fundamentan lo que dicen, pero también a veces el problema es nuestro. Que cualquier afirmación nos parezca convincente o no depende del contexto que previamente tenemos en la cabeza; enseñar un contexto es difícil y lleva muchas páginas. La revista Atlántida apenas puede hacerlo con sólo diez páginas al mes. Y ese es nuestro problema, enseñar a la gente un contexto que se sostiene sobre cientos de pruebas. Hace falta por lo tanto esa labor, y quien no la haga no puede saber si tenemos razón. Por lo general, ante cualquier autor, si vemos que razona mal, entonces debemos dejar de leer. Pero si el autor razona bien y tan solo es que parece decir extravagancias, entonces sigue leyendo, porque la extravagancia sólo está en tu mente, y en las cosas que no comprendes. Desde luego, esto es muy difícil de distinguir, porque las cosas no nos parecen convincentes de acuerdo al contexto de nuestra cabeza, y entonces nos parece que ese autor no razona bien. En este sentido, la comunidad científica echó abajo el trabajo de Sautuola, y sin embargo tenía toda la razón. ¿Era mala aquella comunidad científica?

Ellos creían que ya sabían de Prehistoria, y resultó que lo que sabían era ficticio. Es por tanto difícil y complicado saber reaccionar correctamente cuando nos cuentan cosas nuevas, y tener la mente abierta es lo más importante. Se necesita obviar por un tiempo el contexto que creemos saber, y comprobar cómo patalea el nuevo contexto que nos están enseñando.

Un saludo, paciencia y trabajo.
Aethelman

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar